Sillas de coche normativa

El objetivo de la normativa que regula los sistemas de retención infantil (SRI) es mejorar la seguridad de los niños en el automóvil, reduciendo las lesiones y muertes en caso de accidente. No debemos olvidar que la primera causa de mortalidad de los niños menores de 14 años son precisamente los accidentes de tráfico y de estos, el 40% de los niños no viajaban en ningún sistema de retención homologado (según información proporcionada por la Dirección General de Tráfico).

Los datos con muy claros a este respecto, dado que la cada vez más exigente normativa ha supuesto reducir en un 75% las muertes infantiles y en un 90% las lesiones como consecuencia de los accidentes de tráfico. Queda claro por tanto que, emplear los sistemas de retención infantiles adecuados a cada etapa de la vida de nuestros hijos pequeños, no es una cuestión de evitar pagar una multa de la DGT, es hacer que los niños y bebés viajen seguros.

En la actualidad, la legislación que regula las sillas de coche puede resultar algo confusa, dado que conviven dos normativas diferentes y lo seguirán haciendo durante los próximos años para que fabricantes de sillas y de automóviles se adapten a las cada vez mayores exigencias legales.

A continuación, vamos a analizar los principales aspectos normativos de ambas legislaciones. Estas leyes afectan a menores con una altura igual o inferior a 135 cm, puesto que deberán obligatoriamente utilizar un sistema de retención homologado.

Antes de «entrar en faena» os recomendamos visualizar este video de Km77 que explica con mucha claridad los principales aspectos a tener en cuenta sobre la normativa vigente.

Normativa ECE R44/04

La normativa ECE R44/04 clasifica las sillas por grupos (0/0+/I/II/III) donde prevalece el peso y la edad del niño es sólo un criterio orientativo. Es la regulación más antigua de las dos actualmente vigentes, ya que su aplicación es de 1982, realizándose distintos cambios y adaptaciones hasta la actualida.

Vamos a ver cómo queda la division por grupos de las sillas de seguridad infantil.

Sillas de coche grupo 0/0+

Dentro de este grupo encontramos los sistemas de retención para el desde los 0 hasta los 10 kilos (grupo 0 ó capazos) o hasta los 13 kilos de peso (grupo 0+ o sillitas de bebé). Son en general la silla en la que el bebé recién nacido sale del hospital dispuesto a su primer viaje en coche. Muchas de estas sillitas para bebés están pensadas para poder instalarlas tanto en los vehículos como en los chasis de las sillitas de paseo de la propia marca, de tal forma que es muy sencillo pasar al pequeño del coche a la silla de paseo, sin necesidad siquiera de cogerlo en brazos. En estos casos debemos prestar especial atención a que el niño vaya correctamente amarrado con el arnés de seguridad, pues son situaciones propensas al descuido.

En el caso de los capazos (también llamados cucos o portabebés), es importante destacar que deben estar homologados como sistema de retención en vehículo, ya que en caso contrario no podrán ser empleados como tal. Deberán colocarse en los asientos posteriores, en posición transversal a la marcha y con la cabeza en la parte central del vehículo. Se instalan mediante el cinturón de seguridad del vehículo, de acuerdo a las indicaciones del fabricante. Idealmente, tendrán que contrar con arnés de cinco puntos para una mejor sujeción del bebé.

Las sillas de bebé (grupo 0+) deben situarse en sentido contrario a la marcha. Muchas veces se les conoce como «Maxi-cosi«, aunque esta en realidad una marca comercial y no su denominación correcta. Son el asiento infantil más habitual para llevar a los bebés en el coche en sus primeros 15 meses de vida (aproximadamente, ya que la legislación determina como tope los 13 kilos de peso, como deciamos más arriba).

Es frecuente encontrar en el mercado sillas de bebé para el coche que sean grupo 0/0+ al mismo tiempo.

Aquí debajo os mostramos algunos ejemplos de sillas grupo 0+ de diferentes fabricantes.

Maxi-Cosi Cabriofix
  •  
Bébé Confort Pebble
  •  
Chicco Auto-Fix Fast
  •  
Cybex Gold Aton
  •  

Sillas de coche grupo 1

Las sillitas infantiles del grupo 1 son las indicadas en la normativa para niños de 9 a 18 kilos (normalmente desde uno hasta los 3 años de edad aproximadamente). Podrán fijarse al vehículo mediante el cinturón de seguridad o anclaje Isofix y siguiendo las indicaciones de cada fabricante. Aunque lo más frecuente es que los niños viajen en el sentido de la marcha en estos asientos de seguridad, también existen sillitas del grupo 1 aptas para viajar a contramarcha (es importante señalar que es más seguro para los mejores viajar en sentido contrario a la marcha, al menos hasta los 15 meses). Aunque, recordemos que la ECE R44/04 sólo establece la obligatoriedad de viajar a contramarcha para los bebés hasta los 9 kilos.

En el caso de los SRI que cuentan con anclaje ISOFIX, lo habitual es que el niño viaje fijado a la silla mediante un arnés adicional, sin ser necesario el cinturón de seguridad del vehículo.

Es importante prestar atención a la altura del reposacabezas regulable de estas sillas infantiles, para adecuarlo a la altura del menor en las distintas etapas de crecimiento.

Es muy habitual que las sillas homologadas como grupo 1 lo estén también para otros grupos. Lo más frecuente son las sillas grupo 0+/1 o las de los grupos 1/2/3.

Britax Römer Dualfix
Grupo 0-1
  •  
Foppapedretti Uniko
De 40 a 95 cm
  •  
Cybex Solution X2-Fix
Grupo 2-3
  •  
Bébé Confort RodiFix
Grupo 2-3
  •  
Cybex Pallas S-Fix
Grupo 1-2-3
  •  
Foppapedretti Isodinamik
Grupo 1-2-3
  •  

Sillas de coche grupo 2

Las sillas grupo 2 engloban todos los asientos de seguridad infantiles aptos para el viaje en coche de niños y niñas desde los 15  hasta los 25 kilos (de 3 a 7 años de edad aproximadamente). Estas sillas del grupo 2 son en realidad un elevador con respaldo de tal forma que permite abrochar el cinturón de seguridad del vehículo asegurando tanto al niño como a la propia sillita. Cada vez es más frecuente que estos sistemas de retención incluyan el anclaje Isofix, aportando un «plus» de seguridad.

Es importante que el SRI guíe el cinturón de seguridad de forma correcta, por las partes del cuerpo más resistentes del niño: cadera, esternón y clavícula (sin tocar el cuello ni pasar por el abdomen).

Casi siempre, las sillas del grupo 2 son en realidad asientos de seguridad homologados para los grupos 2 y 3.

Sillas de coche grupo 3

Las sillas de auto del grupo 3 son las indicadas para niños de entre 22 y 36 kilos, que correspondería de los 6 a los 12 años de edad aproximadamente.

Dentro de este grupo se engloban los asientos elevadores con o sin respaldo. No obstante, lo recomendable es emplear cojines elevadores con respaldo dado que aumenta notablemente la protección de cabeza y hombros en el caso de un impacto lateral. De hecho, desde 2017 la DGT establece que los asientos sin respaldo sólo pueden homologarse como grupo III (22-36 Kg), y deben tener una etiqueta que indique está prohibida su utilización para menores que no alcancen los 125 cm. Al referirse la norma a homologaciones, quiere decir que no se pueden fabricar siguiendo los criterios anteriores, pero si ya dispones de un elevador sin respaldo de grupo II/III puedes utilizarlo sin estatura mínima, aunque lo recomendable desde un punto de seguridad es tener en cuenta la regulación actual.

Chicco Oasys FixPlus
Grupo 2-3
  •  
Cybex Solution X2-Fix
Grupo 2-3
  •  
Britax Römer Kid II
Grupo 2-3
  •  
Bébé Confort RodiFix
Grupo 2-3
  •  

Clasificación de los SRI

Por otro lado, en la ECE R44/04 también se hace una distinción según el modelo de vehículos en el que se instale, existiendo asientos universales, semiuniversales o específicos.

Universal

Este tipo de SRI puede instalarse, como norma general, en todos los vehículos que contemplen el uso de este tipo de sillas de seguridad.

Sin embargo, en el caso de los asientos infantiles con sistema ISOFIX, el SRI debe contar con un tercer punto de anclaje o sujeción superior, el cual debe usarse en combinación con el correspondiente punto de anclaje situado en la parte trasera de la carrocería del vehículo (es el sistema conocido como Top Tether).

Semiuniversal

El asiento infantil puede utilizarse en una amplia variedad de modelos de vehículos, pero no en todos. Así, por ejemplo, algunas sillas ISOFIX requieren como tercer punto de anclaje una pata que se apoya en el vehículo y algunos vehículos no disponen de hueco para poder colocarla o su suelo no es suficientemente rígido por tener espacio destinado a almacenaje. La instalación en dichos vehículos sería incompatible con este sistema de SRI.

Específica

El asiento infantil solo puede utilizarse en determinados modelos de vehículos, debiendo indicarse en el manual de instrucciones el listado de los mismos.

Las sillitas homologadas bajo esta normativa deben tener una etiqueta naranja ECE R44/03 ó R44/04 que garantiza que cumple con los requisitos esenciales de seguridad.

Normativa ECE R129 ó i-Size.

La Normativa ECE R129 está en vigor desde 2014 y es también conocida como Normativa I-Size. Dado que la normativa de las sillas de coche i-Size supone que los fabricantes de sillas y de vehículos se adapten a la misma, se otorga un período de tiempo para que éstos puedan adaptarse a sus exigencias y está entrando en vigor en fases. El objetivo es que dentro de un tiempo sea la única regulación válida en material de sillas de coche para la DGT.

El objetivo de esta norma es aumentar los criterios de seguridad, mediante la unificación y estandarización del anclaje Isofix, así como de los vehículos con plazas i-Size. Además, las sillas deben superar con éxito un test de impacto frontal a una velocidad superior que el previsto en la R44/04, así como un test de impacto lateral (no incluido en la normativa anterior). Finalmente, se aumenta el tiempo en que los menores deberán viajar en sentido contramarcha, que pasa a ser obligatorio hasta los 15 meses y aconsejable hasta los 4 años de edad.

La normativa ECE R129 clasifica las sillas en base a la altura del bebé/niño, dejando atrás la división por grupos de peso. Queda a criterio de cada fabricante la altura mínima y máxima para que solicitarán la homologación de los sistemas de retención infantil.

Algunos ejemplos de modelos I-Size:

 

Foppapedretti Uniko
De 40 a 95 cm
  •  
Concord REV0988S
De 45 a 105 cm
  •  
Cybex Sirona M2 i-Size
De 45 a 105 cm
  •  
Cybex Aton M I-Size
De 45 a 87 cm
  •  

Clases de sistemas de retención infantiles

La normativa i-Size distingue dos tipos dispositivos de retención:

  1. la clase integral, que comprende una combinación de correas o elementos flexibles con una hebilla de cierre, dispositivos de regulación, piezas de fijación y, en algunos casos, una silla suplementaria y/o una pantalla de impacto, que pueden anclarse por medio de su propia correa o correas integrales.
  2. la clase no integral, que puede comprender un dispositivo de retención parcial, el cual, empleado en combinación con un cinturón de seguridad para adulto que rodee el cuerpo del niño o sujete el dispositivo en el que esté colocado el niño, constituya un dispositivo completo de retención para niños.

Los niños cuya estatura sea inferior a 135 cm (y recomendable hasta los 150 cm), están obligados a viajar sujetos por un dispositivo de retención infantil, de las clases integral o no integral.

Fases de aplicación​

La entrada en vigor de la norma R129 está prevista en tres fases separadas temporalmente.

1ª fase. Afecta a todos los SRI hasta que el niño alcance los 105 cm y está fase ya está en vigor.

Las sillas homologadas bajo esta normativa se instalarán únicamente con ISOFIX, no con cinturón de seguridad; a excepción de los portabebés para niños hasta 15 meses (aproximadamente 71 cm) que pueden instalarse con cinturón de seguridad.

El uso de sillas a contramarcha es obligatorio hasta que el bebé tenga una altura máxima de 71 cm (aproximadamente 15 meses).

2ª fase. Afecta a niños que superen los 105 cm.

Cuando el niño está sujeto a la silla mediante arnés es obligatorio el uso del sistema Isofix, a excepción de los portabebés destinados a niños de hasta 15 meses o 15 kg, que pueden montarse con el cinturón de seguridad siempre que así lo indique el fabricante.

Los niños que superen los 100 cm debe ir sentados en elevadores que dispongan de respaldo, sólo estarán homologados los elevadores sin respaldo cuando el niño supere los 125 cm.

3ª fase. Afecta a los Sistemas de Retención Infantil (SRI) sin ISOFIX.

Pretende dotar de los mismos criterios de seguridad al anclaje a través del cinturón de seguridad que lo proporcionado con el ISOFIX.

Consideraciones finales​

Esta normativa no sólo afecta a las sillas de bebé sino que también a requisitos que deben cumplir los propios asientos del vehículo, así éstos deben tener unas dimensiones mínimas para las plazas de los vehículos y los asientos deben tener un distintivo “i-Size”.

Las sillitas homologadas bajo esta normativa deben tener una etiqueta naranja “i-Size” que garantiza que cumple con los requisitos esenciales de seguridad.

Por último, hay que tener en cuenta que las sillitas deben ir siempre colocadas en los asientos traseros de los vehículos contemplándose tres excepciones:

  • Vehículos que no dispongan de asientos traseros.
  • Que los vehículos traseros estén todos ocupados por menores situados en sus respectivas sillitas.
  • Que no se pueda instalar en los asientos traseros todos los sistemas de retención infantil que se requieran.

Cuando se da alguno de estos tres supuestos la sillita puede situarse en el asiento delantero, si el niño puede viajar en sentido de la marcha el asiento debe tener activado el airbag frontal y si es sentado a contramarcha se debe desactivar el airbag frontal.

Conclusiones

A modo de conslución final en relación a la regulación vigente referente a los Sistenas de Retención Infantil, podemos destacar que:

  • El uso de sistemas de retención infantiles homologados tiene una importancia REAL en la la seguridad de los bebés y niños en el coche.
  • En la actualidad se pueden adquirir sistemas de retención infantil (SRI) bajo dos homologaciones R44/04 y ECE R129, si bien la R44/04 dejará de estar vigente a medio plazo.
  • En función del sistema de retención infantil (SRI) elegido debemos seguir las normas impuestas para cada normativa, según lo anteriormente explicado.
Recomendacion SRI de la DGT

Preguntas frecuentes

La normativa no establece un límite de edad si no de altura, siendo obligatorio que los menores de edad viajen en un sistema de retención infantil homologado y acorde a su talla mientras que no sobrepasen los 135 cm de altura.

No obstante, lo más aconsejable es que se emplee un SRI hasta que el menor alcance los 150 cm, ya que dicha altura es la considerada como mínima recomendable para que pueda abrocharse el cinturón de seguridad en condiciones óptimas.

Como norma general, los menores con una altura inferior a 135 cm deben viajar en un sistema de retención infantil (SRI) acorde a su talla e instalado en los asientos traseros. La legislación española contempla únicamente tres casos en los que los ocupantes menores de edad puedan viajar en los asientos delanteros:

  • Vehículos que no dispongan de asientos traseros
  • Que todos los asientos traseros estén ocupados por otros menores
  • Que no sea posible instalar los sistemas de retención infaltil en los asientos traseros

En todo caso, será obligatorio desactivar el airbag del asiento del copiloto en el caso de los SRI que tengan que ser instalados a contramarcha.

En el caso de los vehículos que no dispongan de sistema de anclaje ISOFIX, se deben emplear sistemas de retención infantil homologados para ser fijados empleando el propio cinturón de seguridad del vehículo.

Es muy importante seguir las instrucciones del fabricante del SRI para su correcta instalación, ya que una de las principales desventajas de estos sistemas es su mayor complejidad de instalación respecto a los anclajes ISOFIX.

En el caso de los coche clásicos, muchas veces nos encontramos con que carecen de cinturones de seguridad homologados en los asientos traseros, y por descontado, no van equipados con sistema de anclaje Isofix.

Aún en estos casos, la ley nos permite instalar una sillita infantil para viajar con nuestros pequeños. Podemos colocar la silla para el coche en el asiento del copiloto, siempre y cuando disponga de cinturón de seguridad y no tenga Airbag (cosa habitual en los vehículos antiguos).

El ISOFIX es un sistema de anclaje estandarizado. Sin embargo debemos tener en cuenta que requiere de un tercer punto de anclaje para evitar la rotación del SRI en caso de impacto:

  •  Top Tether o universal - Si el vehículo cuenta además con anclaje Top Tether, entonces cualquier silla con anclaje ISOFIX y Top Tether será compatible.
  • Pata de apoyo o semi universal - En el caso de vehículos sin Top Tether, se debe emplear una barra rígida extensible que se apoya en el suelo del automóvil. En estos casos debemos consultar si nuestro vehículo es compatible con este sistema de anclaje.
En el caso de las sillas de los grupos más grandes, normalmente emplean el cinturón de seguridad del vehículo para fijar al menor a la misma, por lo que no requieren de anclajes adicionales al ISOFIX (opcional).

commodi numquam, error, est. Ea, consequatur.

i-Size es el nombre por el se conoce la última normativa relativa a los sistemas de retención infantiles. Se trata de una regulación de ámbito europeo (ECE R129) que entró en vigor en el año 2013.

Para más información podéis consultar este contenido en el que tratamos más a fondo el tema de la normativa i-Size.

Las sillas de auto homolagadas bajo la normativa i-Size no tienen por qué ser más seguras que las homologadas bajo la normativa R44/04, aunque sí que es cierto que los test de seguridad (por ejemplo en caso de colisiones frontales o laterales) son más exigentes con la normativa i-Size. Podríamos decir que hay una mayor garantía de una elevada seguridad con las sillas de bebé para coche i-Size.

Puedes seguirnos en: