Evitar el mareo de los niños en el coche

Muchos niños se marean cuando viajan en coche. Los padres que sabemos de primera mano lo que esto supone intentamos mil y un trucos para intentar evitar que se mareen y que el viaje no se convierta en una tortura para ellos y para nosotros.

El mareo es bastante habitual en niños entre dos y doce años y se produce por la sensación de pérdida de equilibrio que provoca el efecto de que nuestro alrededor se mueva mientras nosotros nos mantenemos quietos. Aunque es menos habitual, también menores de 2 años se marean y acaban vomitando; como también hay casos de adultos que siguen mareándose en sus viajes en coche. En este sentido, es importante tener en cuenta que los niños menos acostumbrados a viajar se marean más.

Es importante recordar que, aunque nuestro hijo se maree, debemos mantener siempre las medidas de seguridad en nuestros viajes en coche. Los niños deben permanecer siempre sentados en los sistemas de retención homologados, con los cinturones o arneses correctamente abrochados, y siguiendo las recomendaciones de cada silla de coche. Por mucho que pensemos que las sillas a contramarcha hagan más propenso el mareo durante los desplazamientos, es la forma más segura de viajar con nuestros peques, y obligatorio en función de cada sillita (os recomendamos consultar esta información sobre la normativa de las sillas de coche).

Muchos niños se marean tanto en carreteras curvas como en rectas y tanto en viajes largos como en cortos. Esto es un problema para muchos padres y madres que no saben cómo remediarlo. De ahí que a continuación, indiquemos una serie de pautas y consejos para evitar el mareo en el coche y hacer el viaje más agradable.

Nueve consejos para evitar el mareo

A contuniación os damos una serie de consejos que os ayudarán a evitar el mareo de nuestros peques en los desplazamientos en coche.

  • Hora del viaje

En la medida de lo posible es conveniente organizar el viaje en función de las horas de sueño de los niños; la hora de la siesta o viajar de noche son buenas opciones para que el niño vaya dormido puesto que durante el sueño no aparece la sensación de mareo.

Esta es la pauta que a mí siempre me ha funcionado mejor con mis dos peques, muy propensos a marearse en coche en cuánto comenzaron a dar sus primeros pasos.

  • Hora de las comidas

Es importante que haya transcurrido al menos una hora desde que el niño ha comido hasta la hora de hacer el viaje y en todo caso, que haya realizado comidas ligeras. No sólo es importante no viajar con el estómago muy lleno, sino también no hacerlo con el estómago muy vacío. Llevar alguna galleta o un poco de pan es una opción muy aconsejable puesto que la sensación de hambre también fomenta la sensación de mareo.

  • Seleccionar la mejor ruta

Es importante valorar las diferentes opciones de viaje que tenemos para llegar a nuestro destino. Por lo general, las carreteras sinousas, en las que la dirección y la velocidad cambian constantemente, son más propensas a provocar el mareo en nuestros pequeños. Si estudiamos posibles alternativas, quizá podamos encontar opciones un poco más largas, pero por mejores carreteras, lo cual sin duda nos ayudará a prevenir el mareo en niños.

  • Ventilar el coche

Cada cierto tiempo es aconsejable bajar las ventanillas del coche para que se renueve el aire y ayudar a minorar la sensación de mareo. También es importante evitar ambientadores o perfumes intentos que fomentan la sensación de mareo y, por supuesto, no fumar dentro del coche.

En el mismo sentido, es más conveniente que el niño vaya tapado con una manta a llevar la calefacción muy alta.

  • Paradas

Hacer pequeñas paradas con frecuencia ayuda a que desaparezca la sensación de mareo en los niños. Dar un pequeño paseo y tomar un poco de aire les vendrá muy bien para continuar el viaje.

En la medida de lo posible planifica el viaje, puesto que en algunas carreteras comarcales con muchas curvas a veces no es fácil encontrar un sitio para parar. Si tenemos esto en cuenta, podemos hacer una parada un poco antes de empezar una carretera de este tipo.

  • Juegos

Un factor importante para que los niños no se mareen es que viajen distraídos. Canciones, adivinanzas, veo-veo… son algunas opciones para que no vayan pensando en que se van a marear. Es importante, que no lean, ni jueguen a videojuegos puesto que fijar la vista en un punto fijo fomenta la sensación de mareo. Es conveniente que los niños mantengan la cabeza en posición recta mirando al horizonte.

En esta entrada de nuestro blog podéis consultar algunos juegos y juguetes recomendables para viajar con niños.

  • Conducción

Los acelerones y frenazos bruscos favorecen el mareo, por tanto, lo mejor es llevar una conducción muy suave y bajar la velocidad en las zonas de curvas.

  • Medicamentos

Dependiendo de la edad del niño y siempre a partir de dos años, se le pueden suministrar ciertos medicamentos para evitar el mareo en el coche. Consultad a vuestro pediatra o al farmacéutico para que os asesoren en este punto.

  • Pulseras antimareo

Aunque siempre he sido reacia a este tipo de «soluciones mágicas», una amiga con el mismo problema que yo (constantes mareos en coche de una de sus hijas) me comentó que a ella le funcionaban muy bien estas pulseras antimareo (de las que nunca había oido hablar). Como era algo barato y la desesperación nos lleva a probar de todo, compré una de estas pulseras. No sé si es la sujestión, que les hemos hablado tanto de ello que están psicológicamente predispuestos, pero puedo decir que me han ido razonablemente bien. Sigo creyendo que no tiene una base científica detrás, pero el efecto placebo también existe.

¿Qué hacer si el niño se ha mareado?

Si habéis seguido las pautas anteriores y aún así el niño muestra síntomas de mareo, tendremos que tomar algunas medidas para «minorar los daños» y estar preparados por si finalmente vomita.

  • Un recipiente es de gran ayuda

Viajad siempre con un caldero de la playa a mano; si el niño va a vomitar es mucho más fácil ponerle el cubo que una bolsa y conseguiremos en gran medida contener los efectos del vómito en el coche. Este consejo me lo proporciona nuestra enfermera y reconozco que es estupendo y del que me ha tocado hacer uso un montón de veces. El mayor ya pide el cubo cuando sabe lo que le viene…

  • Ropa de cambio

Llevad siempre a mano toallitas húmedas, una toalla y ropa de cambio por corto que sea el trayecto.

  • Agua con jabón

Si el niño ha vomitado tocará parar tan pronto podamos y limpiar todo lo mejor posible. Como no siempre podremos tener un suministro de agua cerca, es conveniente que en el maletero llevemos siempre una botella con agua y jabón para hacer una primera limpieza en ruta.

  • Babero XXL

Si nuestro peque es aún bebé, antes de comenzar el viaje le podemos poner un babero impermeable que le cubra toda la parte delantera. Hay baberos que tienen un bolsillo inferior que es perfecto para recoger «pérdidas».

  • Cubresillas

En función del tipo de sillita de coche que tengamos, existen cubresillas que nos permiten evitar tener que desmontar toda la funda tras cada mareo…

También te puede interesar

Elige la mejor silla de coche
Las mejores sillas de coche de 2019

Las mejores sillas de coche de 2019 Si ya has consultado nuestra Guía de compra, seguramente tengas más claro en qué debes fijarte para elegir la mejor silla de coche para tí. Sin embargo, todavía queremos ponértelo más fácil. Hemos

Leer Más >>
Juegos de viaje para niños

Juegos para viajar con niños Índice del artículo1 Viajar con niños2 Juegos para viajes en coche3 Juguetes para la playa o la piscina​4 Juguetes para otros destinos Viajar con niños Se acerca el verano y es el momento de preparar

Leer Más >>
Sistema Isofix
Isofix

Sistema ISOFIX Índice del artículo1 ¿Que es ISOFIX?2 Caracteristicas del sistema ISOFIX3 Top Tether o pata de apoyo4 Ventajas del sistema de anclaje ISOFIX5 Sistemas de retención infantil (SRI) con ISOFIX6 ¿Cómo se desbloquea el Isofix de una sillita?7 ¿Cómo

Leer Más >>

Puedes seguirnos en: