Sillas de coche Maxi-Cosi

Maxi-Cosi: Una marca reconocible

Maxi-Cosi es, además de una reconocida marca de sillitas para bebés, un nombre comúnmente empleado para referirse a los portabebés o sillas del grupo 0+. A pesar de que en la actualidad muchas marcas fabrican este tipo de sillitas de bebé, Maxi-Cosi fue la pionera y sigue siendo la más reconocida. Pocas marcas pueden presumir de haber extendido su nombre al lenguaje cotidiano, y Maxi-Cosi es una de ellas.

La historia de esta marca nace en 1984, con la presentación de su primer capazo diseñado para que los bebés pudieran viajar en el coche con total seguridad. En una época en la que la normativa referente a la seguridad de los niños en el automóvil era casi inexistente, el “Maxi-Cosi Standaard” supuso un hito para los sistemas de retención infantiles, y contribuyó de manera decisiva a crear una mayor concienciación al respecto.

Desde entonces miles y miles de recién nacidos han hecho su primer viaje en coche en uno de sus capazos, saliendo del hospital para ir hacia sus casas.

Durante estos más de 30 años, Maxi-Cosi ha seguido fabricando sistemas de seguridad para niños. Sillas innovadoras, primando la usabilidad, la comodidad, el diseño y por encima de todo, la seguridad.

Actualmente, Maxi-Cosi  forma parte del grupo Dorel Juvenile.

Maxi-Cosi y la innovación en sillas de bebé

Las sillas de bebé de Maxi-Cosi iempre han sido una referencia en cuanto a la innovación en confort y seguridad. La sillita CabrioFix fue el primer sistema de retención infantil en obtener las cinco estrellas en el Eutotest (la máxima calificación).

Entre las principales innovaciones patentadas por Maxi-Cosi, destaca el Sistema Isofix Click and Go, así como el Sistema de protección para impactos laterales. Otro gran avance fueron los ganchos para el cinturón de seguridad del sistema Pebble.